Enseñar es un ejercicio de inmortalidad. -Rubén Alves

Dios te colme de Bendiciones. Feliz día.

AL MAESTRO


Mi madre me da la vida,
mi padre me da el sustento,
y el maestro de la escuela,
cultiva mi entendimiento.

A mi maestro querido,
que me da su ciencia,
su cariño y su cuidado,
con infinita paciencia.

Le ofrezco mi gratitud
y mi cariño sin cuento,
por que llena de belleza,
a mi pobre conocimiento.

Anuncios