La esperanza

La esperanza no es la última que muere. Pues, nunca muere. Siempre hay una nueva posibilidad. Siempre hay un chance para la transformación de última hora. La mayor esperanza que se tiene es aquella de que la vida nunca se acabe. Aquella que, en el momento final en que se cierran los ojos, la vida persista y vaya más allá de los límites. Es la esperanza de la inmortalidad. Y esta esperanza es verdadera. Al cambiar la conciencia mundana por una percepción espiritual del todo, me acerco a esta inmortalidad.

Anuncios