La belleza de una rosa

En el mundo de hoy, la pureza es tan importante cuanto es el rocío al desierto. Los individuos se miran mutuamente con desconfianza. Hay falta de respeto y amor fraterno. No hay suficiente tolerancia para tratarse unos con los otros, admitir y aceptar sus diferentes puntos de vista. La causa raíz para todo esto es la falta de pureza. Pues, con pureza, hay inocencia y, junto con esto, hay confianza. La pureza trae la humildad, que permite que yo respete al prójimo y lo ame de manera integral. Al ser puro, también soy tolerante, pues la impureza y negatividad de otros no me afecta, así como el lodo no puede robar la belleza de una rosa. Pureza también es fuerza, pues es una energía positiva que atrae a las demás personas. Experimenta tu propia pureza y verás como el mundo va a transformarse alrededor de ti

Anuncios