Humanidad

No
te olvides de tu humanidad cuando te relaciones con la naturaleza. Hay mucha
arrogancia en ser humano. Sin embargo, el poder que los humanos hemos logrado a
lo largo de la historia debe servir para ayudar a la naturaleza a preservarse y
ser ella misma. Es el honor de los humanos impedir la destrucción total de lo
que siempre existió. Sin embargo, para que esto suceda, hay que hacer emerger
la verdadera naturaleza humana. Equilibrada, llena de amor y poder, creativa y
respetuosa, capaz de relacionarse con todo lo que existe sin temor y sin
hacerse temer.

Anuncios