El Centro Cultural Tijuana presenta…

En un
pueblito del campo, vivía un pequeño llamado Pedro. Como se dedicaba a cuidar
ovejas era conocido como Pedro el
pastor.

Un día mientras descansaba debajo de
un árbol cercano a un arroyo, viendo
pastar a sus ovejitas y escuchando el trino de los pajaritos, tuvo una idea:
¡Voy a llamar la atención de todos haciéndoles creer que me persigue un lobo!

¡Socorro,
auxilio un lobo me persigue, y trató de comerse mis ovejas!

No te pierdas esta increíble puesta
en escena





Anuncios